"Existo. Es algo tan dulce, tan dulce, tan lento. Y leve; como si se mantuviera solo en el aire. Se mueve. Por todas partes, roces que caen y se desvanecen. Muy suave, muy suave."

domingo, 31 de mayo de 2015

+

Es absurdo ponerse nostálgica por el futuro. El futuro es cambio, el cambio abre horizontes.

Supongo que nunca estamos de acuerdo con nuestras decisiones, corazón y cabeza se dividen en el famoso dúo antagónico, cada uno tirando hacia un lado distinto, direcciones opuestas sin sentido alguno.

Y es ahí cuando tienes que parar y darte cuenta de cual es el objetivo que quieres alcanzar. Cual es el obstáculo que intentas vencer. Al fin y al cabo la vida no es más que un continuo quehacer, un yo-problema-mundo constante.

Por ello, no creo que debamos sentir nostalgia del futuro. El futuro significa que hemos conseguido traspasar algunos obstáculos, o que hemos dirigido nuestro camino hacia otros nuevos.

La nostalgia se debe sentir hacia el pasado, por todas aquellas personas que se quedaron tras el obstáculo, o aquellas a las que ayudaste a superarlo. Aquellas personas que sin saberlo no quieres olvidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario