"Existo. Es algo tan dulce, tan dulce, tan lento. Y leve; como si se mantuviera solo en el aire. Se mueve. Por todas partes, roces que caen y se desvanecen. Muy suave, muy suave."

sábado, 31 de enero de 2015

Dualidad mental.

Me debato entre dos ámbitos completamente opuestos del conocimiento que me aportan la misma sensación de plenitud personal. Quizá la única diferencia entre ambos sea que las salidas profesionales son completamente opuestas, y que una de ellas en cuanto a ese tema gana puntos extras.

Y es que está claro, siempre he sido dual, siempre me he visto en medio de una confrontación de dos temas. Al nacer, la vida y la muerte. Y ahora que he pasado por varios años me debato entre si elegir aquello que me da la vida o aquello que me emociona y me permite darla. Ambos son dos ámbitos de conocimiento en continuo cambio y renovación, algo de lo que nunca terminas de aprender. Lo que hace aun más difícil su ejecución...

Y ahora mismo soy blanco y soy negro. Soy grito y soy silencio. Un mar de dudas en medio de la incomprensión. Mi consciencia a solas, con una decisión irrefutable que dudo que llegue a atajar. Ahora mismo vuelvo a ser dual, agua entre dos polos que la hacen fluir sin parar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario