"Existo. Es algo tan dulce, tan dulce, tan lento. Y leve; como si se mantuviera solo en el aire. Se mueve. Por todas partes, roces que caen y se desvanecen. Muy suave, muy suave."

lunes, 12 de enero de 2015

*

La mente es una cárcel que no deja salir a las ideas. Pero las ideas son listas, astutas y se escapan. Fluyen a través de las palabras, la danza, la música y el dibujo; fluyen a través del arte. Una idea es la chispa que prende la llama hacia algo grande.

Oh, quién fuera capaz de hacerlas salir a su antojo...
Quién fuera capaz de darles forma. Moldearlas como si de una vasija de barro se tratase. 

Aquél que posee el don de dar forma a las palabras posee la clave hacia el éxito, con un poco de carisma, con saber atraer a las masas tendrá el ejército necesario para hacer cambiar las cosas.

Yo quiero ser ese dios que forja las palabras, pero yo no necesito masas. Sólo quiero ser creadora de algo inmenso. La centella en medio de la explosión final.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario